Frijoles de Olla

Estos frijoles pintos guisados se pueden comer con tortillas para una comida ligera o como guarnición para muchos alimentos salados.


Ingredientes: para 6

– 450 g frijoles pintos

– ½ cebolla blanca pequeña, cortada en rodajas finas

– 2 cdas. manteca de cerdo, grasa o aceite de canola

– Sal al gusto

– Crema o crema agria, para adornar

– 1 taza de queso rallado Oaxaca o mozzarella

– Chiles serranos, para servir

– Tortillas calientes, para servir

Preparación:

En una cacerola de 4 litros colocar los frijoles, cebolla, manteca de cerdo y 10 tazas de agua tibia. Calentar a fuego medio-alto hasta y llegar a ebullición.

Reducir el fuego a medio-bajo y cocinar con la tapa, revolviendo ocasionalmente, hasta que los frijoles estén tiernos y empiezan a abrirse, cerca de 2 horas.

Añadir la sal y continuar la cocción. Aplastar algunos de los frijoles en la olla mientras se cocinan, hasta que los frijoles estén completamente suaves, unos 30 minutos más.

Para servir, con un cucharón, colocar los frijoles en tazones y decorar con una cucharada de crema y un poco de queso.

Servir con los chiles y tortillas.

One Response to "Frijoles de Olla"

  1. Lo ideal es remojar los frijoles desde la noche anterior, por la mañana ya estarán hidratados y se cocerán mucho mejor y un tanto más rápido… El agua del remojo debe desecharse y cocerlos con agua limpia, nueva. Eso evita hasta cierto punto que al consumirlos, nos provoquen los molestos gases. También, para caldos más claros, los mejores frijoles son los peruanos y tienen un sazón más suave que los pintos. Lo menciono porque he escuchado a mucha gente que prefieren más comer esos, que los pintos.

    Reply

Deja tu comentario debajo