Un postre mexicano – ARROZ CON LECHE

El arroz con leche o budín de arroz es un postre tradicional de México, cuyo sabor se acentúa con las ramas de canela y las pasas.

En esta receta, el postre se cocina durante más de una hora hasta que el arroz está tan espeso que se pueden formar bolitas con él, rebozarlas y freírlas para llegar a conseguir un plato muy consistente.

 

En esta receta se debe confiar más en la experiencia ante los fogones que en los tiempos marcados que son sólo orientativos, puesto que la cocción del arroz depende de múltiples variantes: del tipo de cereal elegido, del fuego con el que se cocina o del recipiente utilizado. Lo importante es tener cuidado de no cocinarlo demasiado para evitar que se desmonte.

 

 

Ingredientes: (12 bolitas)

 

  • 2 litros leche

  • 400 g arroz largo

  • 3 litros agua

  • 250 g leche en polvo

  • 550 g azúcar y un poco más para espolvorear

  • 2 ramitas canela y un poco de canela en polvo para espolvorear

  • 50 g pasas de uva

  • 2 huevos

  • 120 g pan rallado

  • ½ litro aceite vegetal

     

 

Preparación del arroz

 

  1. Vierte en una olla 2 litros de leche y llévala a ebullición. Cuando rompa el hervor, retira del fuego.

     

  2. Fuera del fuego, añade el arroz largo y mantenlo en la leche de 25 a 30 minutos.

     

  3. Escurra el arroz en un colador y reserva la leche hervida aparte.

     

  4. En otra olla grande lleva los 3 litros de agua a ebullición. Cuando hierva agregue el arroz reservado.

     

  5. Baja el fuego a suave y deja hervir hasta que el arroz esté cocido entre 15 a 20 minutos.

     

  6. Escurrir el arroz y desecha el agua de la ebullición. Reserva hasta su utilización.

 

La cocción

 

  1. Mezcla en una olla la leche que reservaste con la leche en polvo. Añadir 550 gramos de azúcar y la canela en rama.

     

  2. Lleva la olla al fuego y deja que hierva hasta que empiece a espesar (aproximadamente, unos 40 a 45 minutos) Retira del fuego e incorpore el arroz reservado y 50 gramos de pasas de uva.

     

  3. Cocine durante 35-40 minutos más, a fuego muy lento hasta que quede espeso. Conforme va espesando, revuelva de vez en cuando para que no se pegue al fondo de la olla. Los últimos 15 minutos debe remover constantemente.

     

  4. Cuando el arroz ya esté cocido, retira la olla del fuego y sigue revolviendo ocasionalmente hasta que esté frío.

     

  5. Casque los 2 huevos en un bol y bátelos ligeramente.

     

  6. Divide el arroz en 12 porciones. Moldéalos con las manos en forma de bolita aplanada.

     

  7. Sumerge cada bolita de arroz en el huevo batido.

     

  8. Vierte en una fuente para rebozar el pan rallado. Reboza las bolitas en él.

     

  9. Caliente abundante aceite vegetal en una sartén honda o en una cazuela mediana. Fríe las bolitas hasta que estén doradas.

     

  10. Retirarla con una espumadera y colócalas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de grasa.

     

  11. Con un colador fino espolvorear las bolitas con un poco de azúcar y de canela en polvo antes de servirlas.

Deja tu comentario debajo