Pan de Muerto

El Pan de Muerto es un tipo especial de pan que está asociado íntimamente a la celebración del Día de Muerto, festividad que puede durar desde un día hasta una semana durante el mes de noviembre, dependiendo de la región.

La forma del Pan de Muerto consiste en una pequeña esfera en el centro de la parte superior que representa un cráneo y cuatro canillas que representan huesos y lágrimas.

Conforme ha pasado el tiempo el Pan de Muerto mostró diferentes formas de preparación. Por ejemplo, en la Ciudad de México y el centro del país, las panaderías utilizan pan sencillo espolvoreado con azúcar. Pero en el estado de Michoacán se elabora con “pan de hule”, que es de color moreno brilloso, forma redonda y tienen dedicatoria a un difunto.

Ingredientes para el pan: rinde 2 panes, cada una de 6 – 8 porciones

  • 1/2 taza de leche entera
  • 5 1 / 2  cucharadas de mantequilla sin sal, cortada en trozos pequeños
  • Dos tiras de naranja de 8 x 2 cms(use un pelador de verduras, evite la médula blanca)
  • 1 cucharada agua de azahar
  • 3 huevos grandes, ligeramente batidos
  • 7 g de levadura seca activa
  • 3 1 / 2 tazas harina para todo uso; más según sea necesario
  • 1/4 taza de azúcar granulada
  • 1 cucharadita sal
  • Aceite vegetal según sea necesario

Ingredientes para la cobertura:

  • 4 cucharadas 0 55 g de mantequilla sin sal, derretida
  • 1/4 taza de azúcar granulada

Preparación: Hacer la masa

Poner la leche, la mantequilla y la ralladura de naranja en una cacerola pequeña a fuego medio; revolver hasta que la mantequilla se derrita, de 2 a 3 minutos. Retirar del fuego y dejar enfriar hasta que esté tibia. Desechar la cáscara de naranja, agregar el agua de azahar y mezclar los huevos.

Disuelve la levadura en 1/4 taza de agua tibia (no más caliente que 110 ° F) y deja reposar hasta que la mezcla burbujee ligeramente, de 5 a 10 minutos. (Si la levadura no burbujea, deséchala y comienza nuevamente con levadura nueva).

Mezclar la harina, el azúcar y la sal en una superficie de trabajo. Hacer un hueco en el centro. Poco a poco vierte la mezcla de levadura y la mezcla de leche en el pozo mientras se mezcla con la mano. Amasar hasta que tenga una masa agradable y uniforme, aproximadamente 10 minutos. La masa debe ser suave pero aún ligeramente pegajosa. Si parece demasiado pegajoso, agrega más harina según sea necesario.

Coloca la masa en un tazón grande, ligeramente engrasado, cubre con una envoltura plástica o una toalla, y déjalo en un lugar cálido (aproximadamente 70 ° F) hasta que duplique su tamaño, de 1 a 1-1 / 2 horas.

Forma el pan

Corta un pedazo de masa del tamaño de un limón y reservar. Divide la masa restante por la mitad y dé forma a las piezas en una superficie ligeramente enharinada en 2 rondas. Engrasa ligeramente una bandeja para hornear con borde resistente o forrarla; poner las rondas de masa y aplana las partes superiores con tus manos.

Con algo de la masa reservada, forma 2 bolas del tamaño de canicas grandes; apartar y cubrir con plástico. Divida la masa restante en 6 trozos y gírelos con las manos desde el centro hacia afuera, haciendo cuerdas que sean ligeramente más largas que el ancho de los panes. A medida que avanza, presiona con el índice y los dedos del medio extendidos aproximadamente 2 cms de distancia para hacer perillas que representen huesos. Coloca 3 de las cuerdas encima de cada ronda de masa, superponiendo las cuerdas en el centro. Cúbrelo con un paño o envoltura de plástico y déjalo reposar en un lugar cálido hasta que duplique su tamaño, aproximadamente 45 minutos.

Mientras tanto, coloca una parrilla en el centro del horno y calentar el horno a 350 ° F.

Rocía un poco de agua fría en el centro superior de cada ronda donde se juntan las cuerdas y coloca las bolas de masa reservadas encima, presionando ligeramente para que se adhieran. Hornear hasta que los panes tengan un color dorado uniforme, de 30 a 40 minutos.

Cubre los panes flojamente con papel de aluminio y continúa horneando hasta que sus fondos estén dorados y la temperatura interna sea de 190 ° F, de 10 a 15 minutos más. Retirar del horno y dejar enfriar durante unos minutos en una rejilla de alambre.

La cobertura del pan

Cepilla los panes con la mantequilla derretida. Sosteniendo uno desde abajo (si es demasiado caliente, usa una manopla de horno o un trozo de cartón), espolvorear la mitad del azúcar por la parte superior e inclina la barra ligeramente para ayudar a cubrirla uniformemente. Repite con el otro pan y el azúcar restante.

 Enfriar a temperatura ambiente antes de servir. El pan se come mejor en el día de la cocción.

4 Responses to "Pan de Muerto"

  1. Tradicional y sabroso pan de muerto. La receta que aquí se da es la tradicional pero al hacer referencia al estado de Michoacán, cada región tiene su forma de elaborar el pan para el festejo del dia de muertos y aunque todo gira en recordar a los parientes y amigos difuntos existen variantes muy sutiles e interesantes.
    Saludos.

    Reply
  2. Buenas tardes Diana muchas gracias por tu receta . Dios como resistir a algo tan rico lo prepare hayer y mi hijo me dijo que la cocina olia a otoño por la naranja y la canela. Me recode de ti por que esta haciendo un aire muy fresco por aca en el sur de California y me quedo un pedacito y me lo eatoy comiendo con un chocolate peresoso hot cocoa hecho en el microwave lol . Gracias Diana

    Reply

Deja tu comentario debajo