Platillos Típicos Mexicanos – GUACAMOLE

Estamos ante uno de los platos más populares del recetario mexicano, aunque no podemos decir que goce de una larga trayectoria; al menos en su formulación actual. Hace poco más de un siglo, el aguacamole, como se lo llamaba, se preparaba con tomate, chile y cebolla cocidos, que se molían con vinagre y se utilizaban para condimentar la palta cortada en rodajas.

Esta es una receta que admite muchísimas versiones: con o sin tomate, con o sin picante, con o sin aceite de oliva (un buen recurso para que la masa sea más cremosa y más aromática). Con lima en lugar de limón, sin el cilantro. Casi tantas como sus compañeros de viaje: una tostada en compañía de una anchoa, o de tres o cuatro gambas al ajillo, bastoncitos de hortalizas crudas para mojar.

Dificultad: baja
Tiempo: 30 minutos
Calorías: bajo
Costo: económico

Ingredientes: (para 6 personas)

  • 2 paltas grandes maduras

  • ¼ cebolla mediana

  • 1 chile verde

  • 1 tomate mediano maduro

  • 1 limón verde

  • 2 ramitas de cilantro

  • Sal

Preparación:

    1. Picar muy fina la cebolla y el cilantro, pelar el tomate, retirar las semillas, picar la pulpa muy fina y cortar en rodajitas el chile.

    2. Cortar las paltas por la mitad, quitar el hueso, retirar la piel y machacar la pulpa con un tenedor, trabajándola hasta obtener una pasta lo más fina posible.

    3. Mezclar la palta con la cebolla, los chiles, el tomate y el cilantro en un recipiente mediano. Rociar con un chorrito de jugo de limón (o de lima), sazonar y remover hasta mezclar todos los ingredientes.

    4. Salar y servir inmediatamente.

Ignacio Medina

Deja tu comentario debajo